Javerim Javerot

Asumir responsabilidades

El Shabat de la parashá Vaetjanán es conocido como Shabat Najamú (Shabat de Consuelo), porque este corresponde a los días después del 9 de Av. Desde este momento en adelante, vendrán 6 semanas más de lecturas de consuelo en la Haftará para un total de 7 semanas de preparación para las siguientes festividades: Iom Teruah, Iom HaKipurim y Sucot. Por lo cual, me parece muy apropiado decir que en lo que estudiamos para esta semana -y en sí todo el libro de Devarim-, nos lleva a asumir responsabilidades con el Eterno, y retornar a Él.

Y aunque muchas cosas de las que leemos en la Torah parecen lejanas para nosotros, porque no las vivimos, el objetivo final es entenderlas y querer tener esa conexión real con HaShem; ver más las cosas positivas antes de quedarnos en lo negativo. 

Recordemos que el libro de Devarim está escrito para dar instrucciones detalladas a una nueva generación que estaba a punto de ingresar a la Tierra Prometida. Es una generación que no había vivido nada de lo que especialmente se describe en esta parashá, como la entrega de las Azeret Ha’Devarim (los 10 mandamientos).

Te puede interesar:  Resumen Parashá Vaetjanán

Pero no solo esto nos narra la parashá, sino muchos más mandamientos, los cuáles, si el pueblo se aleja o no los cumple, tendrá consecuencias graves, por lo cual era de vital importancia. Y lo es hoy en día; recordar estos y enseñarlos a los más jóvenes y los niños y por supuesto para los adultos.

Parashá Vaetjanán nos narra también muchos desaciertos del pueblo de Israel, como el de Báal Peor: “pero los que entre vosotros siguieron al Eterno, vuestro Di-s, están hoy vivos” (Devarim 4:4).

Es un momento ideal para asumir responsabilidades con nosotros mismos sin culpar a los demás de nuestras decisiones, como de pronto le paso a Moshé, cuando imploró y Hashem no le permitió ingresar a la tierra prometida y les dijo: “Pero El Eterno estaba irritado conmigo por vuestra culpa, no quiso escucharme”. (Devarim 3:26).

Te puede interesar:  El pueblo del libro

Asumir responsabilidades es seguir y cumplir adecuadamente los mandamientos del Eterno. Pero, si te has alejado, este es el momento propicio para que, así sea en uno de los mandamientos, comiences tu camino de retorno a Hashem y trabajes en ti. Como dijo nuestro Rebe Ieshua: “Haced Teshuva (arrepentimiento) y tened confianza obediente en la promesa” (Marcos 1:15).

Es el momento de regresar a casa, asumir responsabilidades, dejar de culpar a otros por los errores cometidos y levantarte en acción y transformar aquello que necesitas. Aferrarte a las promesas para seguir el camino del Eterno y que guíe tus pasos cada día.

Shalom Ubrajot

¡Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *