Javerim Javerot

BERESHIT (GÉNESIS) 47:28 – 50:26

Con este pasaje damos por terminado el estudio del primer libro de la Torá, Bereshit (Génesis), y, como todo final, nos da una bonita oportunidad para detenernos como lo hizo Iacob para evaluar y terminar de la mejor manera su misión en esta vida.

Algo interesante de esta parashá es el nombre de la misma; Vaiejí, que significa “y vivió”, pero en su desarrollo nos narra la muerte de Iacob y de Iosef, la muerte de dos justos.

Digo que es interesante porque nos debe llevar a reflexionar ¿para qué vivimos?

Nuestra vida no debe ser monótona, vivir solo porque nos tocó, debemos buscar todos los días la razón por la cual el Eterno Bendito es Su Nombre, nos creó y cuál fue el propósito de traernos a este mundo, en esta época. 

Te puede interesar:  Resumen Parashá Vaiejí

Tanto Iacob como Iosef entendieron su misión, y aunque sus vidas fueron de un duro trasegar, nunca desfallecieron y sirvieron al Eterno según su voluntad.

Iacob logró algo que sus padres no lograron y fue que ninguno de sus hijos se apartara de los caminos del Eterno, pues al final de sus días estuvo con ellos, y ellos, sus hijos, entendieron que serían los encargados de perpetuar el nombre de Israel.

Iosef logró, por medio de su fe incólume, cumplir con los sueños que El Eterno le dio cuando aún era muy joven y pudo superar las pruebas, pudo superar su estadía en la cárcel y finalmente recibió la recompensa que solo Di-s puede dar, le restauró, le exaltó y le dio una misión que sin esa preparación no hubiera podido lograr.

Te puede interesar:  Resumen Parashá Vaiejí

Pero nosotros, los seres humanos cometemos errores, y la estadía del pueblo de Israel que era temporal, mientras pasaba la época de la hambruna, se convirtió en la comodidad que el exilio puede ofrecer, y desafortunadamente pasamos de la comodidad a la esclavitud.

Todo esto nos debe llevar a reflexionar, ¿qué estamos haciendo con nuestra vida?, ¿estamos realizando la voluntad de nuestro Padre celestial?, ¿o estamos cómodos en este exilio que vivimos en este momento? Que el Eterno que es bueno envíe a su Mesías y que nosotros trabajemos en ese propósito, pues los tiempos son difíciles.

¡Shabat Shalom!

¡Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *