Javerim Javerot

VAIKRÁ (LEVÍTICO) 21:1 – 24:23

Emor significa habla. En esta parashá el Eterno, por medio de Moshé, le da indicaciones especiales a los sacerdotes y al sumo sacerdote para que mantengan la santidad para Él. Les dice que no se deben impurificar por contacto con ningún muerto excepto por los parientes más cercanos como: su padre, su madre, su hijo, su hija, su hermano y su hermana vírgen. No deberá tomar cualquier mujer por esposa, ni divorciada, ni mujer que haya sido promiscua, tomará por esposa una virgen. Tampoco debe ser un hombre promiscuo, sino debe ser santo para el Eterno. Ninguno de la descendencia de Aarón que tenga algún defecto físico por ejemplo: ciego, sordo o jorobado podrá acercarse en el servicio del altar. Tampoco se ofrece a Hashem ningún animal vacuno, oveja o cabra con defecto.

Si en algún momento se impurifica por tener contacto con un muerto, con un animal muerto, por Tzaraat (lepra), por pérdida de flujo, por animal impuro, no debe acercarse para el servicio al Eterno, solo hasta que se purifique con agua después del atardecer.

También el Eterno nos habla en esta parashá de las citas (moedim) con Él, las convocaciones santas:

  • Shabat
  • Pesaj
  • Panes sin Levadura (Jag Hamatzot)
  • Iom HaBikurim (día de las primicias)
  • Shavuot (Semanas)
  • Iom Teruah (Día del toque del shofar)
  • Iom HaKipurim (Día de expiación)
  • Sucot (Habitar en Cabañas)

El Eterno da también la orden de mantener encendida la Menorah (candelabro) con aceite puro de oliva, perpetuamente. La mesa de oro con 12 panes, dos hileras de 6 panes cada una. Estas dos cosas estaban ubicadas en el lugar santo del Mishkan.

Por último, nos habla del castigo para el blasfemo.

¡Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *