Javerim Javerot

BEMIDBAR (NÚMEROS) 4:21 – 7:89

Nasó significa “censa” o “cuenta”.

Hashem ordena a Moshé que termine con el censo a los Levitas entre los 30 y 50 años de edad, los aptos para realizar el servicio en el Mishkan (Tabernáculo).

En esta parashá se cuentan los hijos de Gersón y de Merari -ya que los de Coat ya habían sido contados en la parashá anterior-, y se les recuerdan sus funciones en la Tienda del Encuentro, a cargo de ellos estaba Itamar el hijo de Aarón. El total de los levitas censados fue de 8.580 así:

  • De los hijos de Coat: 2.750
  • De los hijos de Gersón: 2.630
  • De los hijos de Merari: 3.200

Hashem ordena a los hijos de Israel sacar del campamento a todo leproso y a todo impuro por flujo o contaminación por contacto con un muerto, para que no impurificaran el campamento porque la presencia del Eterno estaba en medio de ellos.

Hashem recuerda no obrar engañosamente con el prójimo y el deber de confesar el pecado y restituir el valor del daño más un valor adicional a la víctima.

En esta parashá Hashem le dice a los hijos de Israel que sí se sospechaba que una mujer era infiel y era llevada delante del sacerdote, éste le daba a beber de las aguas amargas y dependiendo del resultado después de esto, era hallada inocente o culpable.

El Eterno da las instrucciones a Moshé de los votos del Nazir (Nazareo), de aquel que se consagra sea hombre o mujer al Eterno.

En está porción encontramos la bendición sacerdotal, la cual es una bendición directa del Eterno a sus hijos.
Aquí se nos relata también la terminación de la construcción del Tabernáculo, la unción y santificación de todos sus utensilios y el altar, la entrega de las ofrendas al Mishkan por parte de los 12 jefes de las tribus de Israel, todas las ofrendas fueron iguales y se entregaron una cada día.

La parashá concluye diciendo que “al llegar Moshé al Tabernáculo para hablar con El, oía la Voz que le hablaba desde arriba del propiciatorio que estaba sobre el Arca del Testimonio, entre los dos querubines, y así le hablaba a él”.

¡Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *