Javerim Javerot

DEVARIM (DEUTERONOMIO) 11:26-16:17

Ree significa “Mira u Observa”.

En esta parashá Moshé continuó diciendo “mira” que el Eterno pone hoy “una bendición y una maldición”. “La bendición es válida si se cumplen los mandamientos del Eterno y la maldición vendrá si no se cumplen estos mandamientos y se apartan del camino para ir tras otros dioses”.

Recordó algunos de los estatutos y preceptos que debían cumplir cuando ingresarán a la tierra prometida: 

  • Destruir totalmente todo tipo de idolatría, en las montañas, bajo árboles frondosos, todo lugar donde servían a sus dioses, sus altares, sus estatuas. Les dijo que solo se debe adorar al Eterno en el lugar que Él escogió, allí se debían llevar todos los sacrificios, diezmos y ofrendas. Y regocijarse allí en ese lugar especial. 
  • No comer la sangre de ningún animal, porque en la sangre está la vida.
  • No actuar como los pueblos idólatras de Canaán, porque ellos ofrecían a sus hijos e hijas como sacrificios a sus dioses.
  • No escuchar al falso profeta que insta a ir tras otros dioses; este será castigado con la muerte. Solo se debe servir al Eterno.
  • Tampoco se debe escuchar ni seguir a quien incite a la idolatría, serán castigados con la muerte también.
  • No comer ninguna cosa abominable. Moshé recordó las características que deben tener los animales permitidos para alimento; de los terrestres (los que tienen pezuña partida y rumien), peces (los que tienen aletas y escamas), y aves (las puras).
  • Las instrucciones para el maaser (diezmo) que debía ser llevado al santuario del Eterno.
  • No abandonar al levita.
  • Las leyes para la remisión de las deudas y los siervos cada 7 años.
  • La obligación de ayudar a los necesitados entre los del pueblo de Israel, no endurecer el corazón ni cerrar la mano ante el hermano.

En la última parte del discurso en esta parashá, Moshé menciona la obligación de guardar las fiestas (moedim) en un momento y lugar determinados por el Eterno para alegrarse y compartir Sus bendiciones. Estos encuentros son tres veces al año en Pesaj, Shavuot y Sucot.

¡Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *