Javerim Javerot

BERESHIT (GÉNESIS) 37:1 – 40:23

Vaieshev significa “Y se estableció”.

Se estableció Iaakov en la tierra de su padre, en Canaán junto a su familia.

Iosef a los 17 años era pastor del rebaño de su padre junto a sus hermanos. Israel amaba a Iosef más que a todos sus hijos porque era el hijo de su vejez, y le hizo una túnica de lana fina, esto despertó los celos de sus hermanos a punto que llegaron a odiarlo y no podían hablarle pacíficamente.

Iosef soñó dos sueños y se los contó a sus hermanos y a su padre; esto incrementó el odio de sus hermanos por sus sueños y por sus palabras y la envidia de ellos fue aún más grande cuando conocieron el contenido de ellos.

Los hermanos de Iosef fueron a apacentar el rebaño de su padre a Shejem. Israel envió a Iosef allí, y sus hermanos al verlo decidieron matarlo, pero Reuvén, al escucharlos, les dijo que mejor lo arrojarán a un pozo, a fin de librarlo de sus manos y devolverlo a su padre.

Iehudá le propuso a sus hermanos vender a Iosef a una caravana de ishmaelitas que pasaba por allí. Cuando Reuvén regreso al lugar y no encontró a Iosef, rasgó sus vestiduras. Los hermanos llevaron a Iaacov la túnica con sangre de un cabrito diciéndole que Iosef había sido devorado por un animal feroz. Iaakov lloro su pérdida e hizo duelo por su hijo muchos días.

En está parashá se nos narra también la historia de Iehudá y su descendencia.

Iosef fue vendido en Egipto a Potifar cortesano del Faraón. El Eterno estaba con Iosef y Potifar se convirtió en un hombre próspero. La esposa de Potifar trató de seducir a Iosef, pero él la rechazó y ella lo acusó falsamente.

Iosef fue enviado a la cárcel real, y allí Iosef les interpretó unos sueños a dos funcionarios del Faraón que estaban en prisión, y todo ocurrió como Iosef había dicho.

Iosef le pidió al copero que intercediera por él ante el Faraón, pero él olvido a Iosef tan pronto fue restituido a su lugar.

¡Te invitamos a escuchar la lectura completa de la parashá de está semana en formato de audiolibro!

¡Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *