Javerim Javerot

Retornando a la normalidad
Joyful multiethnic friends taking funny group selfie outside. Mix raced men and women posing, grimacing and smiling at phone camera. Having fun together concept

Con la lectura de la Parashá Vezot Haberajá terminamos el ciclo anual de estudio de la Torá. Pero no sólo eso, sino que con ella llegamos a la cúspide de estas festividades después de Sucot con Shemini Atzeret y Simjat Torah.

¿Y ahora qué sigue? Al llegar a este momento tan elevado, es tiempo de retornar nuevamente, volver a la cotidianidad y seguir adelante.

Al subir al monte Nebo, Moshé le dijo al pueblo: “¡Dichoso eres, oh Israel! ¿Quién es como tú, pueblo salvado por el Eterno, el Escudo que te protege y la Espada que te hace triunfar?” Devarim 33:29.

¡Esto no lo podemos olvidar! Somos pueblo del Eterno, Hashem está siempre con nosotros en todo momento, en cualquier situación y en cada lugar. Aunque ya salimos de la Sucá, y han terminado estas festividades con Simjat Torah, su protección nos sigue acompañando siempre. Como dice en el Salmo 27: “Adonai es mi luz y mi salvación — ¿a quién he de temer? Adonai es la fortaleza de mi vida — ¿de quién me he de espantar?”. Esa es nuestra esperanza; no debemos perder esa alegría de las festividades.

Te puede interesar:  Resumen Parashá Vezot Haberajá

Cuando Moshé murió dejó un sucesor, a Josué, a quien el Eterno le dijo:

“Como yo era con Moshé, así seré contigo. No te defraudaré ni te abandonaré. Ten fortaleza y valentía. Solo sé fuerte y muy animoso para cuidar de hacer todo lo que prescribe la Torá que Moisés, Mi siervo, te dictó; no te desvíes de ella, ni a la derecha ni a la izquierda para que tengas buen éxito dondequiera que vayas. Este libro de la Torá no se apartará de tu boca; meditaras en él día y noche, para que cuides de hacer todo lo que está escrito en él porque es así que prosperarás en tus caminos y tendrás buen éxito. Sé fuerte y animoso. No temas ni desfallezcas porque el Eterno, tú Eloha, está contigo dondequiera que vayas”.

Josué 1:5-9.

Retornando a la normalidad, después de las altas fiestas, comenzando con la lectura de Bereshit, iniciando un nuevo ciclo. Estas palabras escritas en el libro de Josué nunca se nos pueden olvidar, porque son también una promesa para el pueblo del Eterno. Debemos continuar con ese mismo agradecimiento a Hashem por los nuevos y buenos decretos, por Su Torá, por Sus mandamientos, siendo fuertes y animosos para retornar libremente y con alegría a nuestra cotidianidad.

Te puede interesar:  Resumen Parashá Vezot Haberajá

¡Shalom Ubrajot!

¡Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *