Javerim Javerot

Esta festividad nos recuerda la vida agrícola de Israel con la temporada de cosechas. Nuestros sabios han relacionado también esta fiesta de manera muy hermosa con la entrega de la Torah.

En la Torah, el Eterno nos ordena previamente contar 7 semanas y 1 día más hasta llegar al día 50 para Shavuot. Se celebraba al final de la cosecha temprana. Cuando hablamos o leemos en las Escrituras de la cosecha temprana, nos referimos a las cosechas que tenían que ver con la primavera.

Sin embargo, nuestros Sabios dicen que un día como Shavuot fue entregada la Torah. Este gran compendio que llena de satisfacciones nuestra vida, que nos acerca a nuestro Creador, es el regalo más espectacular que el Eterno nos dió.

Pero algo más nos regalo El Eterno un dia de Shavuot, y fue el regalo de la Shejinah, esto está escrito en Hechos 2:1-13, la famosa cita del Pentecostés -que en griego significa “50 días”-:

“La Festividad de Shavuot completamente llegó (por la cuenta del omer), y todos los creyentes se reunieron en un lugar.
De repente vino un estruendo del cielo como el rugido de un viento violento, y llenó toda la casa donde estaban sentados.
Entonces vieron lo que lucía como llamas de fuego que se separaban, y se posaron sobre cada uno de ellos.
Todos fueron llenos del Ruaj HaKodesh, y comenzaron a hablar en diferentes lenguas, según el Ruaj les habilitaba para expresarse.
Ahora bien, en Ierushalaim se estaban quedando Judíos, hombres devotos, de todas las naciones bajo el cielo.
Cuando oyeron este estruendo, una multitud se aglomeró; y quedaron confundidos, porque cada uno oyó a los creyentes hablar en su propio idioma.
Totalmente sorprendidos, preguntaron: “¿Cómo es esto posible? ¿No son todos estos, los que están hablando, de Galilea?
¿Cómo es que oímos hablar en nuestras lenguas nativas?
¡Nosotros somos partos, medos, elamitas; residentes de Mesopotamia, Yahudáh, Capadocia, Ponto, Asia, Frigia, Panfilia, Mitzrayim, partes de Libia cerca de Cirene; visitantes de Roma;
¡Judíos de nacimiento y prosélitos; Judíos cretenses y árabes…! ¿Cómo es que oímos que hablan en nuestros propios idiomas acerca de las grandes cosas que Elohim ha hecho?” Atónitos y confundidos, todos se preguntaban: “¿Qué querrá decir esto?”
Pero otros se burlaban de ellos, diciendo: “¡Han bebido mucho vino!”

Mis amados, en ese día el Eterno cumplió una promesa que fue impartida por nuestro Rebe Ieshua HaMashiaj, y era que la Ruaj del Eterno ya no iba a estar solamente en algunos escogidos, sino que esta gloria, este entendimiento, iba a posar en todo hombre piadoso, en todo hombre que quisiera acercarse a los caminos del Eterno, y pasó algo espectacular y maravilloso.

Te puede interesar:  Preparándonos para Shavuot

Las fiestas de la cosecha temprana apuntan a algo que ya pasó, apuntan a las profecías que ya se cumplieron. Mientras que las festividades de la cosecha tardía, nos apuntan a hechos que están por cumplirse. Las festividades nos ayudan a conectarnos con El Eterno.

Te puede interesar:  Camino a Shavuot

Solamente me queda por decir “ven Señor Ieshua, ven Mashiaj”. Amén.

¡Jag Shavuot Sameaj!

¡Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *