Javerim Javerot

SHEMOT (ÉXODO) 13:17 – 17:16

En esta porción de la lectura nos encontramos con el pueblo de Israel por fin libre, el Eterno los ha sacado de la esclavitud de Egipto con mano firme.

El Eterno Bendito es Su nombre, sacó a Israel de su pesada carga con un objetivo, Israel debía vivir con Él y para Él, por eso los liberó.

Muchos de los que estamos leyendo este artículo vivíamos en ese Egipto, en esa vida apartada de Di-s, servíamos a este mundo y, con una inmensa misericordia, Hashem nos miró, escuchó nuestras súplicas y nos dio a conocer sus caminos, nos enseñó nuestro propósito en la vida, nos liberó de ese yugo.

Te puede interesar:  Resumen Parashá Beshalaj

Cuando nuestro amado pueblo fue liberado se encontró con una realidad que no conocía; vivir en libertad. Esto les trajo varios inconvenientes, pues no sabían vivir dependiendo del Eterno, se quejaban continuamente por agua, por comida, por temores, etc. Tanto así, que, el cielo no lo permita, anhelaron su vida en Egipto.

Vivir en la libertad de Di-s podría ser una tarea difícil, pero lo único que sé es que es la mejor vida. Hemos pasado, igual que el pueblo escogido, por muchas pruebas, pero hemos entendido que estos son solo peldaños para lo mejor, para la vida eterna. Estas pruebas perfeccionan nuestra Emuná (fe verdadera), sin la cual no podemos agradar al Eterno.

Te puede interesar:  Resumen Parashá Beshalaj

Pongamos nuestra esperanza y nuestra vida en las manos de nuestro Padre Celestial, que podamos seguir su plan redentor, que podamos seguir los pasos de nuestro santo maestro Ieshua, y por sus méritos logremos llegar a la meta, a ese reposo prometido, al mundo por venir.

¡Shabat Shalom!

¡Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *